TERAPIAS FLORALES

Son remedios vibracionales suaves e inocuos, que nos permiten recuperar la armonía entre nuestro cuerpo, mente y alma; eliminando la verdadera causa de la enfermedad, mejorando la calidad de vida y restituyendo nuestro equilibrio externo e interno.

Las Flores de Bach trabajan para armonizar y sanar los grandes conflictos emocionales, mentales y espirituales, del hombre; y que están en el origen de la gran mayoría de las enfermedades.

Actúan equilibrando estados negativos tales como: miedo, ansiedad, irritabilidad, estrés, celos, baja autoestima, terrores nocturnos,…; y despertando las capacidades de autocuración de cada individuo.

Las Flores del Alba® trabajan sobre la memoria celular heredada de nuestros ancestros. Son flores de equilibrio y restauración.

Las Damas Áureas® trabajan sobre los “defectos psicológicos” y la coherencia de frecuencias energéticas a nivel de las siete áreas mentales.

Las Rosas de Pércival®, son esencias de Recuerdo y Evolución.